Una correcta alimentación en diabetes mellitus

Noticias recientes

Categorías

Escrito por: Dra. Karen Quiroz Cornejo

Directora de la Escuela Profesional de Nutrición y Técnicas Alimentarias de la Universidad Le Cordon Bleu

En los últimos años, la diabetes se ha incrementado considerablemente, debido a una inadecuada alimentación y sedentarismo. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia de diabetes en adultos (mayores de 18 años) ha aumentado de 4,7% en 1980 al 8,5% en 2014 y la proyección es que al 2030 será la séptima causa de muerte en el mundo.

Es importante saber que la diabetes es una enfermedad en la cual nuestro cuerpo no produce la adecuada cantidad de insulina, o no la utiliza adecuadamente; esta es una hormona producida por el páncreas, y que el cuerpo la utiliza para transformar los alimentos que consumimos en energía necesaria para realizar con normalidad las actividades diarias.

La alimentación es fundamental. Como parte de la intervención nutricional es importante individualizar la dieta en función de las características y vida cotidiana del paciente. En el caso de DM tipo I, considerar la aplicación de insulina indicada por el médico tratante, para la prescripción de una dieta adecuada y actividad física correcta; en la DM tipo II buscar un balance negativo de la ingesta calórica que nos permita conseguir un control ponderal de la enfermedad.

Enfatizar el desayuno, ya que esta es la base principal del día, y juega un papel fundamental en el control de la diabetes. Se debe tener un buen balance entre proteínas, grasas, carbohidratos, fibra y agua.

Opciones para el desayuno:

  • Tortilla con verduras u omelettes con verduras: Los huevos son una proteína perfecta. Consumiéndolos de la manera correcta es un perfecto aliado.
  • Lácteos siempre descremados
  • Tostadas de pan integral o pan pita integral, sólo una unidad
  • Consumir ensaladas de verduras, combinando colores.
  • Frutas de bajo aporte calórico, acompañándolos con una pequeña porción de frutos secos: nueces, pecanas.

Opciones de almuerzos y cenas

  • Incorporar una fuente proteica de preferencia magras
  • Elegir entre: menestras, arroz y/o pastas integrales
  • Ensaladas frescas de verduras, cocidas o salteadas

Es fundamental tomar agua e hidratarse adecuadamente con bebidas sin adición de azúcar, caso contrario utilizar edulcorantes naturales como la estevia de preferencia haciendo uso de la hoja natural y no de forma industrializada.

Finalmente, la diabetes mellitus, principalmente tipo II puede prevenirse, realizándose controles, teniendo una dieta saludable y realizando actividad física.