“El boom gastronómico en el Perú ya pasó”

Noticias recientes

Categorías

La ejecutiva destaca que la industria alimentaria debe realizar ahora un trabajo profundo en el país para mejorar los índices nutricionales.

PAOLA VILLAR S.

Patricia Dalmau dice ser un “bulldozer” cuando busca un objetivo. Esto es algo que la ha impulsado a lo largo de su vida y que la ha llevado a importantes logros. Hoy es conocida por ser una de las principales promotoras de la gastronomía peruana y por dirigir uno de los centros educativos más importantes del país en este rubro.

¿Esa voluntad de acero es algo aprendido en el camino o heredado?

Lo he heredado. Es una voluntad por buscar el cambio y ayudar a nuestro país que siempre tuvo presente mi padre. Él siempre decía “uno puede caer, caer y caer, pero tiene que levantarse la misma cantidad de veces”. Eso cambia a uno y lo impulsa a conseguir sus metas.

Con Le Cordon Bleu mantiene vivo el legado de su padre, Sixtilio Dalmau, quien a inicios de 1990 fundó una escuela superior relacionada a la industria de hoteles y restaurantes. ¿Siempre quiso asumir el reto de manejar una corporación educativa, o fue algo que llegó por su familia?

Fue algo que llegó. Al principio la empresa era de mi padre. Cuando decide dignificar algunos oficios y carreras es que me llama y así entramos a la gastronomía, la parte alimentaria y de nutrición.

Cuando mi padre fallece, a los 86 años, el legado nos queda a mí y a mi familia, y tuvimos que asumirlo. Él acababa de conseguir la autorización para Le Cordon Bleu y no la pudo ejecutar. Por eso decidimos sacarlo adelante. Mi padre siempre tuvo la ilusión de la universidad, por ser algo más humano para el país.

¿Hacia dónde va la industria gastronómica peruana?

Creo que es el momento de que esté dirigida hacia las poblaciones más vulnerables en todo sentido. Tenemos que lograr proveer al país de alimentos que sean los apropiados para nuestra población: no todos tenemos la suerte de acceder a buenos productos. Pero para eso tiene que haber un entendimiento de la industria alimentaria en general y del mismo Estado.

¿Ya está dando ese giro la industria gastronómica local?

Lo que ha quedado claro es que el “boom” gastronómico ya pasó. Por eso todos los que estamos en la industria alimentaria tenemos que aprovechar este “boom” que hubo y volcarlo en un trabajo mucho más profundo. Nosotros tenemos un proyecto para mejorar la situación nutricional en la zona de Santa Cruz, a 16km de Caraz (Áncash), con los comuneros de Huaripampa, y queremos replicar esta experiencia con otras comunidades.

¿Qué se viene para la empresa este 2019?

Nos han venido a buscar de Chile, Canadá, Panamá y Colombia para llevar al exterior la franquicia del restaurante Wallqa. Esperaríamos cerrar alguno este año y tener una franquicia anual. Como universidad, tenemos aprobadas dos maestrías que llevaríamos a cabo a principios del 2020. Además, un centro de investigación y tres carreras nuevas también para el próximo año.

¿Cómo recibió el reconocimiento LEC?

Con mucha humildad. Es un aliciente para todos los reconocidos; cuando escuchas a los demás líderes, encuentras historias increíbles.

FUENTE PROPIA: Diario El Comercio